TE CONTAMOS TODO SOBRE LOS BENEFICIOS DE LOS POLVOS TRANSLÚCIDOS

Últimamente no paramos de escuchar hablar sobre los polvos translúcidos y sus increíbles beneficios. Y debemos confesar que nosotras ya los hemos introducido en nuestra rutina de maquillaje diaria. No solo por su capacidad de controlar los brillos, sino por muchísimos beneficios más, ¿quieres descubrir cuáles son?

polvos-matificantes-650x650

Los polvos matificantes, tu mejor aliado

Te traemos un maquillaje para un acabado impecable en tu rostro, da igual las horas que hayas dormido. Con un poco de maña y los productos correctos podrás conseguir una cara con aspecto fresco y luminoso. ¡Vamos al lío!

Antes de nada, ¡pre-corrector! Nosotras utilizaremos el amarillo para tapar las ojeras, y el verde para las rojeces de los laterales de la nariz. Descubre en este post para qué sirve cada color de Master Camo Pens.

A continuación, utilizaremos Super Stay 24 horas para conseguir un maquillaje duradero, sin brillos ni efecto máscara. Aplícate unas gotas sobre las yemas de los dedos y lo extenderemos por el rostro como si se tratase de una crema hidratante, desde el centro, hacia los laterales.

Para dar un toque de luz en la zona de las ojeras y la parte alta del pómulo, utilizaremos Fit Me corrector. Como queremos iluminar, lo apliaremos sobre la frente, la nariz y los pómulos.

Y ahora, antes de empezar a aplicar los polvos matificantes, vamos a ver para qué sirven y por qué nos interesa utilizarlos.

Para qué sirven:

  • Matifican el rostro
  • Eliminan brillos
  • Fijan el maquillaje
  • Prolongan la duración del maquillaje

Otros usos:

  • Fijadores de sombras de ojos
  • Dan acabado mate a los labiales

Una vez aplicado el corrector y la base de maquillaje, es el momento de aplicar los polvos traslúcidos. En este caso, Master Fix Powder. ¿Cómo se aplican? Con una borla o con brocha, cogeremos producto, sin excedernos, y a pequeños toques los iremos aplicando en las zonas clave del rostro como son la barbilla, la nariz y la frente desde el centro hacia los lados. También podemos aplicarlos sobre el rostro sin base de maquillaje, para conseguir un resultado cuidado y natural.

Marca la parte superior de los pómulos con tu blush, comenzando desde la parte alta hacia el centro.

Para terminar de conseguir ese efecto buena cara, vamos a aplicar un poco de máscara de pestañas para abrir la mirada.

Resultado impecable, sin brillos ni signos de fatiga.