TE CONTAMOS EL SECRETO PARA PERDER EL MIEDO AL EYELINER Y CONSEGUIR LA RAYA DEL OJO PERFECTA

El eyeliner perfecto. Ese sueño. Reconócelo, es tu asignatura pendiente. Todos los días lo intentas, pero siempre cometes errores que hacen que el resultado no sea como te gustaría y además, ¡nunca sale igual en los dos ojos!  Ten paciencia, no es tan complicado como crees. Ahora, gracias a Gato, nuestro maquillador oficial,  podrás detectar los errores más comunes a la hora de realizar tu raya del ojo y aprender a evitarlos para conseguir el delineado perfecto con este video tutorial. ¡Descubre como pintarte los ojos como siempre has querido!

A cada error, una solución. ¡Luce mirada de impacto!

Detecta qué errores cometes y cambia tu mirada. Estos son los más comunes y las soluciones que debes poner en práctica para acabar con cada uno de ellos. ¡Abre los ojos!

  • ERROR 1: Uno de los errores más frecuentes es el de estirar el párpado para aplicar el eyeliner. Muchas tenemos esta manía y parece que haciendo esto es más fácil aplicar el eyeliner, pero una vez que sueltas tu párpado, te das cuenta de que queda en el lugar equivocado.

SOLUCIÓN: Levanta un poco la barbilla y aplícalo a toques, de esta forma, quedará mucho más uniforme.

  • ERROR 2: Otro error muy común es que la raya no quede pegada a la línea de pestañas, viéndose un espacio sin pintar. Cuando hacemos eso, parece que está inacabada.

SOLUCIÓN: ¡Qué no cunda el pánico! El truco es utilizar el nuevo Curvitude Liner, ya que gracias a su punta micro precisa hace trazos super definidos llegando más allá, incluso entre tus pestañas. ¡Gracias a Curvitude Liner, conseguirás agrandar tu mirada más que nunca!

  • ERROR 3: Otro error muy común es que tu eyeliner quede distinto en cada ojo. ¿Dónde está la simetría?

SOLUCIÓN: En esta ocasión, la solución la tienes con Master Curvy, el liner especial rabillo super fácil de usar gracias a su sujeción anti temblor y su punta precisa. Un truco que nunca falla es hacer un punto para marcar hasta donde tiene que llegar el rabillo. A continuación, con la superficie plana, traza la línea de las pestañas, y para el rabillo, utiliza el lateral. De esta forma, te asegurarás de tener un rabillo igual en los dos ojos.

¿Has visto que fácil? ¡No esperes más! ¡Pon a prueba estos trucos para conseguir un eyeliner perfecto y una mirada de impacto! Después de llevar a cabo estos pequeños trucos, tu raya del ojo se verá completamente diferente.  ¿Pensabas que conseguirlo era imposible y todo era photoshop? ¡No! No hay trampa ni cartón, solo es necesaria una aplicación correcta y un delineador idóneo para cada tipo de raya.

No vuelvas a rendirte con el eyeliner. Llévalo siempre en tu neceser y no des por terminado ningún look sin delinear bien tu mirada (rabillo incluido).