CÓMO MAQUILLARSE PARA MANTENER EL TONO DE LA PIEL MORENA CON POLVOS BRONCEADORES TRAS EL VERANO

Cómo maquillarse para mantener el tono de la piel morena con polvos bronceadores tras el verano

¿Lo notas? Sí, es tu moreno desvaneciéndose poquito a poco…

El verano nos va diciendo adiós y con él nuestro bronceado. Parece más fácil cogerlo que mantenerlo, ¿verdad? ¿Por qué no podremos vivir en el Caribe todo el año? No tenemos respuesta ni solución a estas preguntas, pero sí que podemos ayudarte con algo. Sigue leyendo y sabrás cómo maquillarse para conseguir una piel morena en otoño gracias a los polvos bronceadores.

Los polvos bronceadores o también llamados polvos de sol, son el aliado perfecto de bronceado ideal que, además, puedes conseguir de una forma segura y rápida. Si no vives al lado del mar todo el año, estos “polvos mágicos” te ayudarán a mantener tu bronceado veraniego mucho más tiempo. En tu piel, ¡puede ser verano todo el año!

como-maquillar-piel-morena

Broncéate todo el año

¿Cómo conseguirlo? Con Master Bronze. Un solo producto y tu piel morena no te abandonará en septiembre. Te preguntarán si acabas de volver de vacaciones y no entenderán por qué sigues morena… ¿Lo vas a contar?

A la hora de maquillarte este otoño, ten en cuenta tu tono de piel. Por supuesto que vas a maquillarte los ojos y los labios, pero si aplicas bien el maquillaje en tu piel, conseguirás un look súper favorecedor. Por supuesto, una buena base de maquillaje no debe faltar nunca en tu neceser, pero tras aplicarla, puedes utilizar unos polvos que fijen tu maquillaje y le den a tu piel un aspecto bronceado. ¡No te pases! Se trata de conseguir un moreno natural, sin conseguir un tono irreal, dando luz y añadiendo dimensión a tu rostro. Parece complicado, pero no lo es.  Sigue los pasos de los maquilladores y empieza a pensar qué vas a responder cuando te pregunten si has estado en la playa.

  • Paso 1: Coge tu paleta Master Bronze y comienza aplicando el iluminador en los puntos de luz de tu rostro.
  • Paso 2: Mezcla los diferentes tonos de bronceador y aplícalos en la manzana de tus mejillas mientras sonríes.
  • Paso 3: Por último, utiliza el tono más oscuro, contouring, para marcar los pómulos y subir un tono tu color de piel.

El truco del maquillador: Con el iluminador, aplica un toque en el lagrimal, en la línea de agua, en el arco de cupido y debajo de tus cejas. Tu rostro se iluminará y conseguirás un contraste genial con tu moreno natural.

¡Tus mejillas se salen! Y tu bronceado parece sacado de Venice Beach, LA. ¿Hasta cuándo durará tu verano? ¡Tú decides!