EL EYELINER DEJARÁ DE SER EL MOMENTO MÁS TEMIDO DE TU MAKE UP

Llevas años intentando hacerte el rabillo del ojo perfecto, pero no lo consigues. Cuando no es porque un ojo te queda distinto al otro, es porque tu delineado no queda ni de lejos al ras de las pestañas. Y lo cierto es que en cuestión de eyeliner, un pequeño error puede arruinar todo el maquillaje. Sabemos que tú te esfuerzas, pero muchas veces no depende solo de ti, sino también del producto que utilizas. ¡No te preocupes! A partir de ahora,  pintarte la raya del ojo va a ser pan comido. Aprende a dominar la técnica a la perfección; agranda, reduce y alarga tu mirada con solo un producto.

CLARA_650X650

Domina el eyeliner como una profesional

Sabemos que te pones de los nervios cada mañana cuando te armas de valor y decides volver a intentar pintarte la dichosa raya. Sigues los pasos que has visto en cientos de tutoriales, blogs o incluso los que te ha enseñado un maquillador profesional. Pero no, no te sale.

Don’t worry! Se acabó lo de invertir más tiempo del necesario para delinearte los ojos si has descubierto el eyeliner rotulador Curvitude Liner. Su aplicador curvo hace que la aplicación sea más sencilla y precisa porque llega incluso entre pestañas. Por eso, ya verás que conseguirás una línea finita a ras de las pestañas y sin dejar huecos sin pintar.

Te contamos cómo:

  1. Comenzaremos delineando la parte superior de las pestañas, al ras de la raíz, desde el lagrimal hasta el extremo ( pero nunca en el interior del ojo). Alarga la línea con un rabillo para levantar la mirada. Si te atreves, hazte varios rabillos como el look de Clara Lago en la foto.
  2. En la parte inferior de las pestañas también la vamos a delinear desde el centro, por la parte de abajo hasta el final, sin llegar a unir la línea con el delineado de arriba. ¿Cómo te quedas? Tu mirada se ha vuelto XXL.
  3. Por último, aplica varias capas de máscara de pestañas. ¡Queremos que nuestros ojos impacten todavía más!

¡Reto conseguido! Tu eyeliner perfecto en un instante y sin que te tiemble el pulso.